Una catástrofe o situación de emergencia (huracanes, inundaciones, terremotos, tsunamis, incendios) puede ocurrir en cualquier momento y sin advertencia. Por estar en riesgo la supervivencia, es urgente que junto a los miembros de la familia y grupos de apoyo de la comunidad realices los preparativos con antelación para saber cómo enfrentar estas emergencias.

Ante la eventualidad de un desastre se afecta la accesibilidad a las carreteras y las comunicaciones, así como el acceso a comercios y bancos, el recogido de basura, la eliminación de escombros, entre otros servicios esenciales.  Más aún, el corte del servicio de energía eléctrica y de agua potable impiden el poder cocinar los alimentos de la manera habitual. Dependiendo del tipo de emergencia, del lugar donde vivimos y los recursos disponibles, siempre se debe contar con alimentos almacenados para un mínimo de 11 a 15 días.  La preparación de un plan de alimentación para emergencias requiere conocer de antemano el estado de salud, las necesidades nutricionales, dietas especiales y alergias de cada miembro de la familia o grupo a cargo.

Este es el momento de informarse y prepararse para actuar.  Cuando tenemos todo lo que necesitamos estamos listos.

Ahora, Puerto Rico Prepárate y haz tu Plan de Alimentación Saludable para Emergencias.